Buscar

Los migrantes haitianos en México: Y el efecto Monterrey

El sueño americano.- En nuestro país normalmente, vemos el tema migratorio como algo lejano. Veamos porqué.- Cuando se trata de nuestros connacionales que cruzan hacia el lado norte de México.. buscando el sueño americano, escuchamos las expresiones comunes como ya se fueron de “mojados”, van por los dólares etc. Es la búsqueda de todo lo que nuestro país no puede darles, aunado a lo anterior, se ve como siempre, la indolencia al sufrimiento y la falta de empatía a un problema de desintegración familiar de sus hogares. Hoy, tenemos una situación inédita en la que ya no son nuestros paisanos, si no un grupo numeroso de haitianos que vienen de la frontera sur de México en la desesperada búsqueda de alcanzar el sueño de vivir mejor.




Haití país en crisis permanente. Pareciera el mismo script de siempre.. pero va más allá. Haití el recordado país de Jean Claude Duvallier y las excentricidades de su hijo Baby doc, geográficamente compartiendo territorio con la república dominicana con la que no tiene similitudes, donde se habla francés pero es olvidado del mundo franco-parlante. En suma, es uno de los países más pobres del continente americano si no el que más; desde hace mucho tiempo hay una crisis humanitaria de gran calado, producto de años de inestabilidad política, económica y social, producto de malos gobernantes aunado también a una crisis política por el asesinato de su presidente y por si fuera poco, padecieron un terremoto que maltrató a la ya de por sí dañada economía del país.



Crisis humanitaria.-Con este escenario 30,000 migrantes haitianos se aventuraron a incursionar en Estados Unidos y la respuesta del Presidente Biden fue la deportación lisa y llana de estos migrantes.- 12,000 de estos haitianos decidieron pelear su estancia como asilados; 8,000 de estos, optaron mejor por quedarse en México y 2000 fueron repatriados con la tutela, de la OIM a través del programa de retiro voluntario asistido de la ONU.


Respeto a los derechos humanos de los migrantes. Para México este que pareciera un singular e inédito escenario, solo muestra que no estamos del todo capacitados para enfrentar una migración de esta magnitud y sobre todo el hacer valer para estos migrantes el derecho de asilo que como un derecho humano el Estado mexicano está obligado a respetar.



A nivel federal, el gobierno de México ya expresó aceptación de esta migración y la posibilidad de que inclusive tengan opciones de quedarse a vivir en México garantizando el derecho al asilo; de hecho pareciera una oportunidad para hacer efectivos los tratados internacionales que México ha suscrito y que con la reforma constitucional de junio del 2011 haríamos ya efectiva esta protección plasmada para todas las personas consagrada en el artículo primero de nuestra carta magna.


Migrantes en Monterrey.- En Nuevo león, frente a este fenómeno migratorio el gobernador saliente Jaime Rodríguez lo único que atina a expresar, es decir que por ahí se cuelan muchos malandros y que hay que estar atentos sin aportar soluciones de fondo a una situación que puede ser permanente ¿a qué nos referimos? a la posibilidad de que estos migrantes se queden a trabajar en Monterrey y su área metropolitana con lo que el ciudadano regio deberá no solo verlos como a muchos otros en los cruceros, en las calles y darles por ahí alguna moneda, si no ir más allá, al aceptar la posibilidad de que coexistamos permanentemente respetándolos en su dignidad y sus personas basándonos en los derechos humanos.



El reto parece ser el de crear una hasta ahora inexistente cultura de respeto a los derechos humanos donde la dignidad de la personas está en juego, haitianos y sus familias están llegando a Monterrey y la posibilidad de que su estancia sea permanente es una realidad y la empatía hasta ahora ausente, deberá de mostrarse a todos los niveles gobierno, sociedad y viceversa.


Artículo tomado ABC Noticias

https://abcnoticias.mx/opinion/2021/9/27/los-migrantes-haitianos-en-mexico-el-efecto-monterrey-147698.html

7 vistas0 comentarios