Buscar
  • Centro Scalabriniano P. M.

Tras una pausa, el número de migrantes que intentan entrar a Estados Unidos se ha disparado

El número de personas arrestadas en la frontera se ha duplicado desde la primavera debido a la recesión económica de México y a una política del gobierno de Donald Trump que, según los inmigrantes, funciona a su favor.

La inmigración indocumentada a lo largo de la frontera suroeste de Estados Unidos ha aumentado después de un periodo de estancamiento, ya que las dificultades económicas, empeoradas por la pandemia, han llevado a miles de personas hacia el norte en busca de trabajo.

Después de hundirse en la primavera, cuando las naciones se confinaron y cerraron las fronteras en un esfuerzo por frenar la propagación del virus, el número de migrantes arrestados a lo largo de la frontera de Estados Unidos con México aumentó más del doble entre abril y julio, según el gobierno de Estados Unidos.

A medida que aumentan los números, la inmigración se está convirtiendo una vez más en el principal llamado a cerrar las filas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien, según las encuestas, se está quedando detrás en su intento de reelección y busca ganarse a un electorado cada vez más descontento con su manejo de la pandemia y la economía.

“A pesar de los peligros planteados por la COVID-19, la inmigración ilegal continúa”, dijo el jueves Mark Morgan, el comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza. Los migrantes indocumentados están “poniendo en riesgo la vida de los estadounidenses”, agregó, aunque Estados Unidos lidera el mundo en cuanto a la cantidad de muertes por coronavirus. Morgan pregonó la necesidad de continuar la construcción del muro fronterizo, un proyecto central para la identidad política de Trump, para prevenir la migración ilegal y la propagación del coronavirus por parte de inmigrantes indocumentados infectados.

Los números aún están muy por debajo del pico de la crisis migratoria en 2019, y también muy por debajo de los niveles récord establecidos en las décadas de 1980, 1990 y 2000, cuando los recuentos anuales de migrantes detenidos en la frontera suroeste a manudo superaron el millón.


Fotografias por Adriana Zehbrauskas


Y aunque la inmigración indocumentada se está recuperando de una breve pausa, quién viene —y por qué— ha cambiado significativamente desde la pandemia. Muchos dicen que se han inspirado para intentar migrar debido a una nueva política del gobierno de Trump que los devuelve a México rápidamente, a menudo a las pocas horas de ser capturados, pero tiene el efecto no deseado de darles más oportunidades de cruzar la frontera de forma ilegal.

Durante los últimos años, los centroamericanos dominaron el flujo de migrantes que intentaban cruzar la frontera suroeste, y muchos buscaban asilo. A menudo viajaban como familia, con frecuencia con niños, y se rendían pacíficamente a los agentes fronterizos estadounidenses con la esperanza de tener la oportunidad de solicitar refugio.

Ahora, muchos centroamericanos que de otro modo habrían intentado migrar se han visto desalentados de salir de sus hogares por las fronteras cerradas y otras restricciones de viaje relacionadas con la pandemia, dijeron los defensores de los migrantes. Y se ha corrido la voz entre los posibles refugiados que huyen de la persecución que, bajo las políticas de inmigración restrictivas del gobierno de Trump, ahora hay pocas posibilidades de obtener asilo en Estados Unidos.

En cambio, la gran mayoría de los migrantes que han intentado cruzar la frontera en las últimas semanas son mexicanos, dijeron los funcionarios y los defensores de los migrantes. Y sus encuentros con las autoridades son a menudo caóticos, con migrantes dispersándose en el desierto para evadir la captura.

“Están corriendo, están peleando”, dijo Morgan. “No reconocen en absoluto las consecuencias mortales de sus acciones mientras navegamos por una pandemia global y letal”.


En julio, el 78 por ciento de los detenidos en la frontera suroeste eran mexicanos, principalmente hombres adultos solteros, dijo Morgan.

El número de migrantes detenidos a lo largo de la frontera con México aumentó a 38.347 en julio de 16.162 en abril, un incremento del 137 por ciento, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

Todavía está muy lejos del año pasado, cuando hubo más de 99.000 detenciones en abril de 2019 y casi 133.000 en mayo. Pero el fuerte aumento proporcional en los últimos meses refleja un resurgimiento en la corriente migratoria.

Si bien los migrantes y sus defensores dicen que la pérdida de empleos y la profundización de la pobreza han sido los principales impulsores del reciente aumento de mexicanos, una reciente política fronteriza del gobierno de Trump también ha inspirado a los migrantes a probar suerte ahora.


Articulo tomado de nytimes.com

https://www.nytimes.com/es/2020/08/06/espanol/america-latina/migracion-estados-unidos.html


9 vistas
  • Facebook Casa Sacalabrini GDL
  • Instagram casa Scalabrini  GDL
  • Twitter

¿Quieres ayudar donando? contáctanos!

Copyright © 2020 Casa Scalabrini- Centro Scalabriniano de Pastoral Migratoria