Buscar
  • Centro Scalabriniano P. M.

Administración de Biden considera la revisión del sistema de asilo en la frontera sur

Actualmente hay alrededor de 530 jueces en los tribunales de inmigración que manejan una carga que ahora está respaldada por más de 1.2 millones de casos, según el Departamento de Justicia



El gobierno de Joe Biden busca grandes cambios en la forma en que se procesan los casos de asilo en la frontera sur.





El plan considera que para acelerar el proceso sacaría algunos casos de las manos de los tribunales de inmigración sobrecargados del Departamento de Justicia (DOJ).


En cambio, los manejaría bajo la supervisión del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), donde los oficiales de asilo ya procesan decenas de miles de casos al año, dijeron a NPR dos personas familiarizadas con las discusiones que no estaban autorizadas para hablar sobre los planes.


Prevén que uno de los resultados es que podría desalentar la migración no autorizada.


"La gran falla en el sistema en este momento es que su familia entra, lo van a procesar, puede terminar con una pulsera en el tobillo y una audiencia de asilo en tres años", dijo una fuente familiarizada con las discusiones.

Actualmente hay alrededor de 530 jueces en los tribunales de inmigración que manejan una carga que ahora está respaldada por más de 1.2 millones de casos, según el Departamento de Justicia.




Mientras tanto, la oficina de asilo que podría hacerse cargo de algunos de estos procedimientos bajo este plan tiene alrededor de 860 oficiales y un número de casos pendiente de alrededor de 35 mil, según el Departamento de Seguridad Nacional.


"Es un sistema mucho más flexible", dijo Doris Meissner, excomisionada del Servicio de Inmigración y Naturalización durante la administración Clinton.

Meissner declaró que la mayoría de los centroamericanos que llegan a la frontera no serán elegibles para el asilo, pero un porcentaje sí. "Y eso significa que podrían obtener la protección que necesitan de manera rápida y seguir con sus vidas". "Y luego, por supuesto, es responsabilidad del gobierno devolver a las personas que no son elegibles a menos que el migrante quiera apelar".


Ella indicó que la administración podría reducir drásticamente la cantidad de casos al hacer un cambio regulatorio para permitir que los procesos a lo largo de la frontera sean manejados por oficiales de asilo en el Departamento de Seguridad Nacional en lugar de los tribunales de inmigración.


Actualmente, los oficiales de asilo para casos fronterizos están a cargo de tomar decisiones, pero luego remiten los casos a los tribunales de inmigración.


Sin embargo, Meissner señaló que los oficiales de asilo ya están haciendo revisiones más completas, incluida la concesión de asilo a decenas de miles de personas que ya se encuentran en Estados Unidos.



Los defensores dijeron que dan la bienvenida a un sistema más eficiente, siempre que los cambios no se utilicen como una forma de acelerar las deportaciones como lo hizo la administración Trump.


Eleanor Acer, de Human Rights First, declaró que hay una serie de razones para permitir que los oficiales de asilo realicen la primera serie de entrevistas y reduzcan el número, pero dice que es importante que los solicitantes tengan la oportunidad de apelar ante el tribunal.


"Necesitamos tener acceso al asilo", dijo Meissner, "pero debe hacerse de una manera que pueda ser rápida y justa, no de una manera que conduzca a esperas de años y años y retrasos judiciales".

En 2019, indicó NPR, las autoridades concedieron asilo a casi 30 mil solicitantes de lugares como Venezuela, China, Egipto, Turquía y Rusia. Esto incluyó concesiones a más de 3,200 solicitantes de México, Guatemala, El Salvador y Honduras que ya se encontraban en EU cuando presentaron la solicitud.


Artículo tomado de El Universal

Administración de Biden considera la revisión del sistema de asilo en la frontera sur (eluniversal.com.mx)


7 vistas0 comentarios